viernes, 27 de noviembre de 2009

Poema de Delfina Goldaracena


El silencio

Nunca un mensaje silencioso que abra
una ventana
Mientras el cielo azul arrulla mis ojos
las estrellitas lavan mis pecados
de las mentiras
¿Por qué se cae mi ventana?
¿Por qué mensajes silenciosos?

El pincel se desliza sobre la tinta negra.

Extraído del libro de Delfina Goldaracena "Tiempo efímero"
Escrito en 1999 (Tenía 9 años)


Delfina Goldaracena
(21/09/1990 – 08/10/2006)
A los ocho años fue publicada en la Antología Poesía en el Subte, Ed. De la Flor. El mismo año integró la Antología de la Casa de la Poesía del Gobierno de la Ciudad. En 2002 fue publicada en la Revista de poesía La Guillotina.
Obtuvo premios literarios en los colegios St. John`s y Southern Cross, así como en el Club Nautico San isidro, donde navegaba y también integraba el equipo de natación.
Recibió un premio póstumo en el concurso de poesía que realizara la Municipalidad de San Isidro en conmemoración por los 300 años de la fundación del partido, categoría “adolescentes”.
Realizó lecturas en diversos espacios poéticos: Dama de Bollini, Becket, Casa de la Poesía, Diseño Bar (Pilar), Teatro San Martín (cierre de APOA, Asociación de Poetas Argentinos), Cheetah (Pilar), y colaborando con APOA en el programa de difusión de la poesía en las escuelas, en septiembre del 2006, en la Escuela del Buen Ayre, Pacheco.
Víctima de la tragedia del Colegio ECOS.

Visiten:http://www.tragediadesantafe.com.ar

17 comentarios:

Blogger Fabiana ha dicho...

Leí por primera vez a Delfina en Aromito y me impactó. Felicitaciones por incluirla en este espacio respetuoso que creaste. Abrazos. Fabiana

27 de noviembre de 2009, 12:38  
Blogger Juan Carrizo ha dicho...

No conoci a la niña,pero es loable que alguien con tan poca edad fuera poeta,generalmente los jóvenes concentran sus energías en cosas que no gratifican el alma,pero si tu la tienes en la memoria,tambien Dios se acordará de ella y volverá a la vida en la resurrección Juan 5:28,29

27 de noviembre de 2009, 12:40  
Blogger laura ha dicho...

Muy emocionante Gus! Gracias por tu homenaje...

27 de noviembre de 2009, 13:01  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Qué hermoso es poder leer las palabras tan profundas, tan latidas, de una persona especial. Es loable que sea recordada como tal.
Mirna Celis.

27 de noviembre de 2009, 13:05  
Blogger ©Claudia Isabel ha dicho...

Ella fue increíble! ahora brillará para siempre...

27 de noviembre de 2009, 14:34  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Gracias Gus por este merecido reconocimiento a Delfina.
un abrazo
Eli

27 de noviembre de 2009, 15:18  
Blogger macedonianos ha dicho...

ay, amigo, qué fuerte lo de Delfina, hace tiempo que la leo, también a su madre, Cristina Domenech, que es una gran poeta. Gracias por incluírla en el homenaje, va mi respeto y cariño para las dos,
Ro

27 de noviembre de 2009, 16:07  
Blogger Emily ha dicho...

Traer a Delfina es un acto de amor y justicia que tenemos que agradecerte Gustavo. A su familia, el abrazo.
Emilce Strucchi

27 de noviembre de 2009, 16:28  
Blogger Norma Segades - Manias ha dicho...

Un recuerdo imprescindible para la sensibilidad poética y social puestas de manifiesto a lo largo de la vida de Delfina. Y un abrazo de luz para Cristina, su madre.

27 de noviembre de 2009, 18:00  
Anonymous Anónimo ha dicho...

¡Gracias, Gus, por recordarnos a esa niña angelical que fue Delfina!
Creo muy loable hacer que su voz no se olvide con su ausencia.
En las jornadas de Apoa de 2001, Delfina leyó en el C.C. San Martín y el poeta que coordinaba el acto, Luis Colombini, dijo muy emocionado: "Mientras haya gente como ésta, que haga y lea poesía, cabe la esperanza de que la historia pueda cambiar."
Inolvidable.
María Rosa León

27 de noviembre de 2009, 22:28  
Blogger Nerina Thomas ha dicho...

Gracias Gus!!por tu memoria!
destacable la misma.
un abrazo

27 de noviembre de 2009, 22:40  
Blogger ALICIA CORA ha dicho...

Diecisies años y la potencia de su palabra. Apenas diecisiseis años y la visión maravillosa del silencio, que ahora en ella es cierto. Una pena enorme no haber podido disfrutar aún más su poesía. Un beso que llegue al lugar en eel que ahora habita. Alicia.

27 de noviembre de 2009, 23:24  
Blogger Elisabet Cincotta ha dicho...

Gracias por recordar y hacer que no olvidemos.

besos
Elisabet

29 de noviembre de 2009, 19:54  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Qué belleza por fuera y por dentro!
Gracias por hacer que su palabra esté viva.

Lily Chavez

29 de noviembre de 2009, 21:07  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Cómo olvidar a Delfina! fue dueña, desde muy pequeña, de un mundo interior riquísimo; eso se vuelca maravillosamente en su poesía.
Un homenaje merecidísimo.
Cariños, y mi recuerdo a Cristina.
Graciela Bucci

3 de diciembre de 2009, 13:42  
Blogger maria isabel ha dicho...

Gracias Gustavo por homenajear a Delfina. Gracias Delfi por cedernos tu luz en forma de poesía.
M.Isabel

11 de diciembre de 2009, 15:20  
Blogger Mariano ha dicho...

Una vez más, me conmuevo con la poesía de Delfina, al igual que en octubre pasado, cuando en el Bar Monserrat, familiares y amigos leyeron sus poemas.
Gracias, Gustavo, por honrar la memoria y el arte de un ser tan entrañable.

Mariano Shifman

23 de abril de 2010, 20:27  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal