viernes, 1 de agosto de 2008

Poema de Agustina María Muñiz Paz


Pintura: Marc Chagall


Ayúdame, señor
ayúdame, señor,
a desbaratar el incendio de los mártires
y a verter sobre sus pies
la miel de sus ojos;
no lo ames tú solo,
te curaré con mis venas
recorridas por barcos de hielo
que saltan y retozan
a la luz de un candil.
Ese candil es negro,
y no se apaga.

Nació el 30 de julio de 1949.
Estudiante de música y letras.
Secuestrada el 21 de abril de 1976 y desaparecida desde entonces.

Tomado de "Desde el silencio" Página 12; 1984.

1 comentarios:

Blogger dondelohabredejado ha dicho...

Paso una y otra vez por esta página. Leo y releo. Pero no dejo comentarios. El sentir que todo está dicho? La angustia tan grande que no me permite escribir? No sé. Se me mueven muchas cosas con este tema, como a todos, o mejor dicho como a muchos.
Este poema es el primero que vengo a leer cada vez que entro en tu blog.
De una belleza y verdadera espiritualidad, de una humanidad generosísima y llena de amor. Y además muy poético, muy bien escrito.
No conocí a Agustina, pero siento que vibra en sus escritos.
Desde este lugar envío mi luz y mi admiración hacia ella, sea donde esté, humildemente y con mi amor y respeto.
Gracias.

9 de agosto de 2008, 6:31  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal