miércoles, 2 de abril de 2008

Poema de Muriel Dockendorff


Pintura: Salvador Dalí

ADIOS COMPAÑERO

¡Adiós compañero!
sera hasta siempre o nunca
o quizás no será;
te vas a cualquier parte
donde haya que luchar
lanzar el grito
y al pueblo despertar
te vas a cualquier parte
a construir un mundo nuevo
donde exista la igualdad.
Tú y yo sabemos que no volverás,
hoy es tu turno,
mañana quizás el de tantos más,
cuando te vayas pensaré
en un hombre de verdad
que entregó su sangre
se jugó el destino
por la causa de la libertad.
Se acaba una vida
ejemplo de tantos
esperanzas de muchos.
La hora de partida ya llegó
sabrán de tu sacrificio?
Comprenderán tu entrega?
No … no es eso lo que esperas,
Yo lo sé compañero,
y sangrándome el alma
se me escapa un !Adiós!

Muriel Dockendorff

Militante del MIR, tenia comando de
tropas, era estudiante de Economia en la Universidad
de Concecpion, Chile;luego del golpe fue
secuestrada,(1974) salvajemente torturada y humillada,
y finalmente hecha desaparecer.Fue vista por ultima
vez en Villa Grimaldi.

Gracias Marta Zabaleta por traer a Muriel.

3 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Un adiós que es un grito desgarrado y una convocatoria a la lucha.
¡Gracias a los que hicieron posible que estas voces no sean calladas por completo!
María Rosa León

9 de abril de 2008, 0:14  
Blogger Avesdelcielo ha dicho...

Un adiós del poeta antes de tiempo por la intolerancia del terror.
Al poeta no le diecmos adiós, sino hasta siempre.
MARITA RAGOZZA

23 de julio de 2008, 19:11  
Anonymous Anónimo ha dicho...

El poema retrata a Muriel como era, bella desde el fondo del alma, en aquellos días amargos que compartimos en la AGA, ahí escribió otro poema, lo encontré luego que se la llevaron, era como en mayo del 74, el leer el que aparece en el blog me hizo recordar ese hecho. N° 15 - pieza 5

4 de septiembre de 2010, 15:04  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal