martes, 4 de septiembre de 2007

Poema de Silvia Jorgelina Castro


Pintura: xavier Zimbardo

SIN LUZ

La ciudad se ha vuelto ciega,
de repente.
Una hoguera de oscuridad tiembla
y se nutre
de borrachos estériles y esclavas prostitutas.
Las calles como antesalas de sacrificio,
guardan clamores.
Una gran bruja austera
silba trucos de semáforos, gladiadores
y amuletos.
Las primeras víctimas se asocian
hurtando su elegía de silencio.
Inclemente la noche, se parece a una bestia
senil y agazapada.
Los gigantes vigilan.
Dos perros vagabundos se devoran
las sobras.
La ciega se ha dormido.
El cielo, áspero todo,
es una bocanada de amantes y susurros.

SILVIA JORGELINA CASTRO, 1978
(Argentina, 1950-1984)


Pintura: Claude Monet


ENCUENTRO

Y fuimos domadores
midiéndose las ganas,
Jugando a un acertijo
de celos y escolleras.
Petulantes y anónimos
donde la noche acaba.
Donde cábalas nítidas
de grillos y rameras
nos desataron cálidas
resurrecciones magras.
Después volvió a su puesto
de gran ilusionista.
Yo me arrojé a las calles,
tiritando.
Sonámbula.

SILVIA JORGELINA CASTRO, 1978
(Argentina, 1950-1984)


Ambos poemas fueron enviados por Alfredo Palacio


1 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

pOEMAS QUE EMOCIONAN, BELLÍSIMOS.
sUSANA.

30 de marzo de 2008, 17:02  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal